necesito-confiar-en-mi-pareja
Relaciones

3 Consejos Para Saber Cómo Confiar En Tu Pareja

La psicología en relaciones amorosas siempre aclara que la confianza entre dos personas es necesaria para el éxito. Sin confianza no existe una buena comunicación y eventualmente nos convertimos en seres temerosos de dar a conocer lo que sucede o de ver lo que es obvio.

Cuando hemos vivido malas experiencias, este es un gran problema que evita el mantener una buena convivencia. Es como una enfermedad que necesita tratamiento para curar esa herida. Vemos señales que no están allí, exageramos las cosas, nos dejamos llevar por impulsos y lastimamos a ese ser querido sin motivos válidos. Esa persona puede que sea completamente inocente de cualquier culpa, en el presente o en el pasado, pero igual terminamos haciéndole pagar los platos rotos y ni siquiera somos conscientes de ello.

El segundo caso es cuando, más que una falta de confianza, existe el exceso de la misma, entonces el problema no es solo la infidelidad, sino el hecho de que nos cegamos ante cualquier acción realizada por el otro: aún si nos lastima con palabras y rechazos lo vemos como algo justificable, creemos que es sin intención y perdonamos lo imperdonable.

Allí comienzan los problemas, porque en ese proceso terminamos haciéndonos daño a nosotros mismos, tergiversamos la concepción de lo que debería ser una relación en pareja y para el momento en el que abrimos los ojos, la herida está allí. Captamos esas actitudes como un comportamiento generalizado, por lo tanto estamos en constante acecho en nuestra siguiente relación.

Erramos lo que es «experiencia» con paranoia y creemos que el dicho de «un clavo saca a otro clavo» es la solución más sensata, cuando lo que realmente se ha dañado profundamente es la confianza en nosotros mismos.

Aunque no lo creas, esto último es completamente cierto, la mayoría de las causas de una falta de confianza en el otro proviene de nuestra propia autoestima.

No obstante, puedes tranquilizarte un poco, has dado el primer y más importante paso: la aceptación de que necesitas confiar en tu pareja, confiar en ti mismo, pero, sobre todo, que necesitas buscar consejo para resolverlo. Es aún más difícil cuando la persona no es capaz de ver que no tiene confianza alguna en la relación, creen que ciertas actitudes son normales y, peor aún, las adoptan como propias.

3 soluciones que podrían ayudarte a confiar en tu pareja

como-confiar-en-tu-pareja

  1. Desde adentro hacia afuera.

Para poder resolver un problema necesitas descubrir los momentos en los cuales surgen y atacarlos uno por uno. Tal como dijimos antes, la desconfianza entre parejas es algo semejante a una enfermedad: el malestar va a manifestarse en pequeñas acciones que muchas veces parecerán normales, que ignoramos por mera costumbre, pero realmente no lo son.

Un ejemplo muy común es la manera en la que actuamos con sus amistades, sobre todo porque esta idea se ha popularizado bastante: denigramos a cualquier persona que se le acerque al creer que algo puede suceder allí.

Debes entender que para evitar alguna infidelidad tendrías que transformar a tu pareja en un ermitaño. Millones de personas viven por la tierra y cualquiera de ellos podría ser la causa que le lleve a cometer tal error, entonces degastar tu tiempo y energía intentando encerrarle en una especie de burbuja solo logrará que quedes en desventaja porque serás el malo del acto.

Recuerda balancear todo: busca conocer a sus amistades, ser de su agrado, pero tampoco intentes acapararlos por completo. Ten tus propias compañías, date la oportunidad de salir sin tu pareja y déjale saber que confías que todo va a estar bien. Si tú no estás a gusto en la relación, ¿cuál es el punto de tener una en lo absoluto?

Si ves que comienzan a aparecer en ti esas señales de: «¿adónde vas?», «¿dónde estuviste?», «¿quién es ella?», «déjame ver tu teléfono y te dejo ver el mío», «no vas a ir sin mí», antes de dejarlas escapar, calma tu mente, reprímelo todo hasta que puedas sentarte contigo a solas y discutir qué es lo que vas a ganar controlando toda su vida.

  1. Habla con tu pareja

Comunicación, siempre comunicación. Si se trata de tus inseguridades no temas en hacerle saber qué es lo que te afecta; no con la simple intención de obligarle a que deje de hacerlo, sino más bien para encontrar entre los dos una solución factible que les permita sentirse cómodos en cada salida, en presencia de las amistades, e incluso en esos minutos en los que permanecen lejos el uno del otro.

Comprender a ese ser querido es importante, pero también que el sentimiento sea recíproco. No existirá forma alguna en la que puedas recuperarte de tus inseguridades si sufres acusaciones y reclamos por un sentir que muchas veces no puedes controlar.

Ten en cuenta lo siguiente si las palabras anteriores sonaron una campana: tal vez sea esa la señal de que necesitas tiempo sin compañía –o con nuevas compañías–, y que para poder mejorar tus relaciones te necesitas a ti y a nadie más.

Abrirte a más personas que realmente se interesen por ti, te ayudará a recuperarte de cualquier experiencia en el pasado, mucho más que lanzarte a vivir una completamente nueva. ¿Por qué?, simplemente la responsabilidad de entregarte por completo a alguien no va a estar allí, te vas a concentrar en ti mismo. Ten en cuenta tu pasado para un mejor futuro, esa es la regla.

  1. Apoyo familiar

Cuando hablamos de familia no nos referimos únicamente a quienes comparten tu sangre, sino también a esas amistades que valen más que el oro. Un hombro donde apoyarte, un oído que te escuche, una mano hermana que te ayude a salir adelante, podría hacer una gran diferencia.

Existen personas totalmente convencidas de que la palabra noviazgo o matrimonio significan aislamiento total. Se concentran únicamente en buscar la compañía de esa persona y entonces empiezan los problemas cuando terceros forman parte del círculo cerrado que les rodea. De allí que algunos encuentren molestas a las amistades e incluso a los familiares.

La idea principal es que no minimices una falta de confianza, no lo ignores ni permitas que siga siendo un problema con tu pareja: busca soluciones con su ayuda y la de aquellos que se preocupan por ti. Toma el tiempo que necesites para salir adelante.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.