como-dejar-a-tu-pareja
Relaciones

4 Consejos Para Saber Cómo Dejar A Tu Pareja

Cómo dejar a tu pareja debe ser una de las preguntas más difíciles de contestar en cualquier artículo relacionado al tema. ¿Los motivos?, algunos dirán que varían, pero la realidad es un poco más simple: cada cabeza es un mundo, cada relación tiene formas de desarrollarse que difieren, y concentrar a cada uno en un solo artículo para revista o en una sola entrada para blog, es imposible. Las relaciones interpersonales son complicadas, pero, cuando el amor está involucrado, lo es aún más.

4 consejos que puedes tratar de seguir para mejorar el final de la relación

dejar-a-mi-pareja-sin-hacerle-dano

  1. Haz lo que tu corazón dictamine

Nadie puede saber mejor que tú lo que existe en tu cabeza o lo que ha sucedido entre ambos o quienes estuvieron antes de esa persona (muchas veces el pasado influencia demasiado en las relaciones presentes y cómo las manejamos). Sí, puedes escuchar consejo, de hecho, esa es una gran manera de desahogar lo que está ocurriéndote, de evaluar las razones por las que estás a punto de tomar tal decisión y las consecuencias que ello podría traer, sin embargo, no lo hagas a ojos cerrados.

Algunos creen que el hecho de expresarse con un tercero y pedir por su opinión significa que realmente puedes concentrarte únicamente en sus palabras o que deberías al menos seguirlas al pie de la letra luego del supuesto esfuerzo que significó decirlas. Nada más lejos de la realidad. Una perspectiva desde afuera puede servir a llenar los vacíos que tengas, sí, pero al final la decisión debes hacerla tú.

Habrán a quienes les cueste un montón hablar de su situación sentimental, aunque este sea tu caso debes saber que es un paso necesario y muy recomendado. De hecho, un método de estudio escolar-universitario es el explicarle a otras personas el tema en cuestión, de esa forma puedes comprender mejor y por lo tanto encontrar la solución más indicada.

  1. Ten en cuenta a la otra persona

Finalizar una relación donde uno de los dos no está de acuerdo o, al menos, no lo espera, puede ser un acto incómodo y delicado para llevar a cabo. El problema principal es que en ocasiones no tenemos el tacto suficiente o no somos conscientes de que estamos fallando en ello. Suele suceder cuando una relación se deteriora, comenzamos a sentir cierto grado de irritación contra esa persona y eso lleva a finales desastrosos.

Cierto, también es verdad que la mayoría del tiempo no importa cuánto sea el esfuerzo, no existirá forma alguna de evitar la tristeza que pueda acarrearle a una o a ambas partes. Lo que no nos suelen decir en las películas es que el amor y el sufrimiento muchas veces van de la mano. ¡Atención!, eso no significa que debes aceptarlo o infringirlo sin pensar en las consecuencias, todo lo que quiere decir es que sucede y que debemos buscar la forma de solucionarlo.

Tómate el tiempo necesario para pensar qué debes decirle, busca la manera de balancear las cosas buenas que vivieron y las malas que te han llevado a la culminación de la relación. Permite que esa persona tenga su propio duelo.

Incluso si tus motivos son por algún error que ha cometido ese otro (y que hasta ahora no te habías sentido con las fuerzas de darle fin), no lo hagas llevado por la rabia: usa la lógica. Aunque no sea necesario mantener una gran amistad para siempre, al menos no conviertas la ruptura en un infierno total.

  1. No extiendas el problema

El hecho de que consideres el sufrimiento del otro no quiere decir que vas a obligarte a permanecer más tiempo del estrictamente necesario a su lado. Es bueno que le tengas en cuenta, sin embargo, el dicho reza que: primero tú, segundo tú, tercero tú.

Evitar las tristezas a los demás es un trabajo que desgasta y es simplemente imposible. Cada quien necesita encargarse de sí mismo. Tu trabajo, por decirlo de alguna forma, es que las cosas finalicen de la manera más sensata, pero que realmente terminen: no te dejes arrastrar en un juego de ir y venir porque veas al otro sufriendo.

¡No te dejes manipular! Este es uno de los primeros errores que cometemos. Hemos logrado el objetivo, al fin hemos terminado la relación, pero entonces una llamada…, un mensaje de texto…, nuestra propia soledad. Volvemos a lo que decidimos dejar antes. Cuando el tiempo pasa, los problemas que nos llevaron a terminar en un principio la unión no han cambiado verdaderamente, por lo tanto volvemos a repetir un ciclo que muchas veces afecta nuestras vidas con todas las personas que nos rodean.

De allí que te tomes el tiempo para calmar tu mente antes de dejar a tu pareja para saber que no es por impulso, sino que ya has evaluado los pros y contras de este final, estás seguro de tu decisión, lo que significa que no vas a dar marcha atrás o que vayas a permitir que la relación siga adelante hasta que termines lastimándote (y lastimándole) aún más.

separación

  1. Busca tu comodidad

Lo anterior nos trae a este punto importantísimo. Si tu problema es que las palabras son un lío porque se te enreda la lengua o porque simplemente no logras darles orden en tu cabeza, entonces busca diferentes maneras de enfrentarlo.

Afortunadamente existen muchísimas opciones para dejar a tu pareja.

Este aspecto trasciende porque con el paso del tiempo ha crecido la impresión de que darle fin a una relación por algún medio tecnológico está totalmente errado. Sin embargo, lo cierto es que está bien si aclaras que existe un problema, que necesitas hablarle en persona pero antes le describes las razones explayándote todo lo que necesites, siempre con el orden que puede significar ver las ideas planteadas en una pantalla o en una hoja de papel. Luego podrás enfrentarle en persona.

Si permanecer más tiempo en la relación resulta una tortura total y realmente las palabras no salen de tu boca o el momento preciso no llega, evita las complicaciones y simplemente escribe un Whatsapp, correo o incluso algo más personal como una carta que puedas pedirle que lea frente a ti en voz alta, tal vez de esa forma la contraparte no se va a sentir tan defraudada y tú vas a poder seguir con tu vida.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.