Pareja Feliz
Relaciones

4 Secretos Para Hacer Feliz A Tu Pareja

Para muchos, la felicidad es algo difícil de alcanzar, para otros no existe en lo absoluto. Quizá estos últimos exageren, pero, sí, la felicidad se mide solo en instantes, nada es eterno. Los seres humanos somos cambiantes y, sobre todo, necesitados de esos cambios. Otorgarle la felicidad a tu pareja es precisamente eso: una cosa de pequeños momentos que al final del día suprimen todo aquello que pudo haber sido desagradable o triste.

No lo malinterpretes, no que necesitas llenarle de atenciones constantemente, pero sí es bueno que te permitas (y le permitas) tener momentos especiales fuera de la monotonía. Ahora bien, ¿es esa la verdadera llave para la felicidad? La respuesta es un rotundo no. Influye bastante, pero la verdadera felicidad solo es posible encontrarla en nosotros mismos.

Si deseas que tu pareja sea feliz, necesitas darle las herramientas para que pueda encontrarla por su cuenta. Cuando esto suceda, aprenderás que ambos pueden ser parte de ella y que apreciará por sobre todo lo que le has entregado.

Relación perfecta: 4 motivos que harán feliz a tu pareja

como-hacer-feliz-a-tu-pareja

  1. Dale tu apoyo

Cualquier clase de proyecto personal que tu pareja quiera cumplir y que haya abandonado por falta de confianza, oportunidades o recursos, debes intentar que lo retome y apoyarle hasta que pueda llevarlo a cabo.

Las frustraciones laborales o de superación, suelen ser uno de los principales motivos por los que nos frustramos en la vida. La idea es que le hagas ver que nunca es tarde y en caso de necesitar balancear su tiempo entre lo que desea y lo que está haciendo ahora, tú puedes prestarle un poco de ayuda.

Si ves que esto no funciona porque está reacio (o reacia) a intentarlo, entonces busca la forma de involucrarle en algún otro proyecto semejante que le permita animarse un poco. Si quizá gusta de las manualidades, inscríbete con él o ella en algún curso; si, tal vez, le gustan las finanzas, trata de encontrar charlas o simposios aunque sean en otras ciudades (puntos extras contados por compartir un viaje en pareja).

¡Atención!, este tema puede traer partes sensibles a la mesa y puede que llegue un punto en el que tu pareja se muestre molesta o irritada, sin embargo, no permitas que eso te desanime. Cuéntale tu preocupación, explícale cuáles son tus motivos, hazle ver que su felicidad te importa.

  1. Haz crecer a la familia

¡No te asustes!, si aún no estás lista o listo para los pequeños, no hay que entrar en pánico porque no nos referimos precisamente a ellos. Está comprobado científicamente que los seres humanos somos más felices cuando socializamos o nos rodeamos de áreas verdes. Así que, ese es el plan: conozcan a nuevas personas juntos, tengan amigos en común, planifiquen eventos junto a ellos como cenas grupales o juegos de bolos.

Si las amistades no son una opción plausible, entonces intenten agruparse con la familia. No lo tomen como una obligación, sino un evento especial de cada fin de semana. Organiza los gastos y que cada quien traiga un plato, así puedes decir que la tía hará la ensalada, la suegra comprará la carne, tu pareja se encargará de las bebidas, y así sucesivamente.

No permitas que las dificultades económicas o la idea de tener que limpiar la casa sea un motivo para evitar las reuniones familiares. Si esto es lo que te preocupa, ¿por qué no una salida al cine? Incluso si sabes que al final más de la mitad va a cancelar, invita a los que más puedas, de manera tal que al menos uno de tres podrán aparecerse y ayudar a que tu pareja y tú disfruten de una tarde amena y fuera de la monotonía.

  1. Trabaja en equipo para mantener la seguridad del hogar

Tal como dijimos antes, los científicos han estudiado arduamente las razones para entender qué es lo que hace feliz a una persona y, aparte de la importancia que socializar tiene en nuestras vidas, encontraron que cuando una persona se siente segura, libera esas endorfinas necesarias para la longevidad.

Tal vez no te haga sentido a primera vista, pero, podrías entenderlo un poco con la ciencia: Abraham Maslow fue un psicólogo que estudió las razones que podrían motivar al ser humano y descubrió que para tener a una persona funcional y eficiente (este es un punto que va de la mano con el secreto número uno), necesita que se le cubran ciertas necesidades básicas.

Para él, son aspectos claves la autorrealización, donde se incluye la solución de problemas y la espontaneidad, puntos claves para tener una relación exitosa; el reconocimiento, es decir, un buen autoestima que venga desde nosotros mismos y también de las otras personas; la afiliación, de nuevo una unión con el secreto número dos, porque aquí se habla de las relaciones en pareja y con la familia; la seguridad, que tiene que ver con los recursos, un buen empleo, una casa, un seguro de vida, etcétera; y por último, la fisiología que incluye lo más básico como respirar, descansar o tener relaciones sexuales.

  1. Sé feliz

Eso nos lleva al último secreto: busca tu propia felicidad. Las relaciones en pareja no se hacen por separado, todo es un trabajo en equipo. Si tú no te sientes satisfecha –o satisfecho– con los puntos antes mencionados, entonces cómo esperas lograrlo en el otro.

Algo semejante sucede con los errores: buscamos corregir a los demás, al mundo entero, sin corregirnos a nosotros mismos en primer lugar. Evalúa tus metas, descubre qué es lo que quieres alcanzar; recuerda viejas amistades, llama a tu familia, busca reconciliarte con quien se ha ido; encuentra la seguridad en tu hogar, en las cosas que haces, que quieres, en tu propio autoestima y persigue los placeres de la vida que te traen felicidad.

En ocasiones, el simple hecho de que tu pareja te vea intentar podría hacer que desee hacer lo mismo, ambos se encontrarán marchando juntos hacia el camino de la felicidad sin siquiera reparar en ello.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.