recuperar la pasión
Relaciones

¿Como se puede recuperar la pasión?

Llega un momento dentro de la relación en dónde la pasión se pierde, de pronto desaparece, sin dejar rastro de que alguna vez existió y que por ella dos almas se entendieron y se comprendieron llevando su entendimiento hacia una relación duradera. Y, tienes dos opciones, o decides buscarla afuera, en donde probablemente se encuentre más rápido, debido a que conocer personas nuevas es mucho más interesante que, tratar de recuperar la pasión perdida, producto de la rutina, los años, y tal vez, las continuas peleas que iban resquebrajando la relación.

O al contrario, tratas una vez más de encender el fuego que al parecer se ha apagado, pero sigue ahí, tal vez encerrado, esperando, que alguien toque la combinación adecuada para que pueda salir otra vez y los consuma desde adentro, promoviendo la pasión desencadenada que un día existió entre dos seres pero, ¿Cómo recuperar la llama de la pasión que un día amenazó con quemar toda la habitación?

No te dejes influir por la rutina por ninguna razón

recuperar-la-pasion

Es cierto que después de andar un tiempo con una persona, acostumbrarte a ella, saber sus secretos, sus gustos, sus aficiones, conocer a su familia, haber tenido hijos con ella, y demás, podría ser el detonante para que te preguntes si ya alguno de los dos tiene que dar algo más. Sin embargo, si esa persona te interesa, y quieres que de alguna forma volver a sentir que ella era tú luna, y tú, su universo, debes saber cómo reconquistarla.

Así que recuerda, recuerda esas primeras tardes, en donde tomada de tu mano, no pensabas en nada más, no había ningún agobio, ni tampoco ningún pensar, sólo estaban ustedes dos, mirándose, y susurrándose al oído que vivirían por siempre juntos. Y hazla sentir especial como esa vez.

Llega a casa, tómala de las manos, y dile que tienes una sorpresa. Ella podrá cara de sorprendida, sabiendo que es un gesto raro después de tantos años que tengas un gesto diferente, sin embargo, se excusará diciendo que tiene trabajo por hacer, o que no hay quien cuide a los niños, esperando hasta dónde quieres llegar, así que debes insistir, y ella se mostrará complacida.

Tómala de la mano, dile que cierre los ojos, y llévala hasta donde se encuentra la sábana color carmín que se encuentra arriba del césped del mirador desde donde se observa toda la ciudad, dile que la vista es hermosa, pero que sin duda, lo más hermoso que tú tienes, está observándote en este momento, preguntándose qué bicho le ha picado a su esposo. Ella se reirá como una niña y allí aprovecharás para besarla, acariciar su caballera, y decirle que aunque hayan pasado muchos años, la atracción que sentía hacia ella no había cambiado. Y juntos, degustarán la rica merienda que has preparado, junto con la puesta de sol, que a lo lejos, se ve, casi oculto por los algodones de azúcar.

Mantén un peso estable para que le sigas siendo atractivo

A medida de los años, uno mismo se va haciendo consciente de que ya tiene a su esposa, así que porque de no destrabarse a comer como si no hubiese un mañana, ingiriendo una comida colosal 3 veces al día, proyectando así una especie de balón mal inflado dentro el estómago, y haciendo que a tu esposa, probablemente evite tener intimidad contigo, así que, si el deseo se ha roto porque has subido unos kilitos de más, establece un cronograma.

Puedes correr, o ejercitarte en el gimnasio, tú decides, pero ponte en forma, y te aseguro, amigo mío que tu búsqueda por la pasión estará más cerca.

Manten interés en intimar con tu pareja

Puede que cuando llega cierta edad no te provoca hacer nada, tan solo esconderte tras una gran hoja gris de periódico, y solo descubrirte el rostro para llevar a tus labios, un sorbo de café, y repetir movimientos hasta que el periódico sea casi memorizado. Es normal que pase eso, ya tienen muchos años en la relación y el deseo poco a poco se va extinguiendo.

Sin embargo, si quieres volver a encender la pasión, obviamente tienes que intimar con tu pareja, si se sientes extraños después de tanto tiempo, será incomodo cualquier travesía en la que se embarquen dentro de la alcoba, pero, casi todo en esta vida tiene solución, así que, aconsejo acudir a un psicólogo u orientador de pareja que los ayude a superar ese incluso miedo escénico que ambos pueden llegar a sentir por medio de ejercicios de cercanía, que al tiempo influyan, y poco a poco, vayan afianzando ciertos vínculos que enciendan otra vez el deseo mutuo en la alcoba.

Unas buenas vacaciones bien merecidas

Es una de las mejores cosas que puedes hacer si quieres retomar la pasión podrían ir hasta, Honolulu y en las noches, disfrutando el ambiente de esa gran isla paradisíaca, sentarse los dos en la hamaca, viendo el atardecer, y meciéndose de forma ligera, relajándose y dejando que los sentimientos florezcan y terminen por hacer de su velada, una forma, de redescubrir la pasión al ritmo de ukelele.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.