como-seducir-a-tu-pareja
Relaciones

3 Ideas Fantásticas Para Seducir A Tu Pareja

El sexo es una fuente de felicidad para los seres humanos. Sí, sabemos que de allí proviene el placer, sin embargo, detrás del acto en sí, existe muchísimo más. En la clase de salud solo nos hablan de la protección durante el sexo y de cómo, antes de llegar a él, nuestro cuerpo debe pasar por el desarrollo y al suceder esto vamos a sentirnos atraídos físicamente hacia la otra persona de forma natural.

Estas afirmaciones no están equivocadas, pero, al fin y al cabo son muy poca información. No nos referimos a la historia romántica que se le da al sexo, porque no siempre necesitamos estar enamorados para desear a otra persona, pero, sí sirve bastante.

Para explicarnos un poco mejor lo diremos más explícitamente: al enamorarse, nuestro cerebro sufre una serie de transformaciones químicas que son enviadas a todo el cuerpo. Tales sustancias son las causantes de reacciones como la obsesión, atracción, sudoración o el sentir que flotamos por los cielos. Esa persona es como una droga para el cerebro.

Al momento de tener relaciones sexuales, estas mismas sustancias aumentan en fuerza y cantidad, algunas más que otras, claro está: entre ellas la oxitocina, cuya principal influencia es afianzar la unión entre las personas, lo cual significa que a través del sexo se da una mayor cercanía entre las parejas.

La dopamina es otro elemento que además nos ejemplifica cuán necesario es el coito entre los seres humanos, pues esta se libera cuando comemos y cuando tenemos relaciones sexuales. Esta es la señal que el cerebro le da al cuerpo para que entienda que está sintiendo placer.

Por último, podemos mencionar a las endorfinas, las causantes de la felicidad y longevidad. También se encarga de estimular nuestro sistema inmunológico, por lo que nos volvemos más sanos y fuertes a medida que más le produzcamos, y sí, estas son liberadas durante el sexo. Cuando vemos a alguien de mal humor y escuchamos el comentario de «no debe haber tenido sexo anoche», realmente tiene fundamentos científicos: una vida sexual sana hace feliz al ser humano.

Esta es la razón por la que está más que bien desear integrar un poco de juegos seductores a la relación sexual con tu pareja, traer más fuego a la habitación. Para ello tenemos una serie de ideas que tal vez puedan ayudarte.

Las 3 mejores formas de seducir a tu pareja

como-seducir-a-tu-pareja

  1. Aplica lo básico: pregúntale qué quiere

Aunque no lo creas, esto es lo más efectivo que puedes encontrar para seducir a tu pareja. Al hablar y preguntar, ambos comenzarán a estimularse la imaginación mutuamente. Además, podrás realmente conocer cuáles son sus fantasías sexuales o cómo le gustaría investigar sobre nuevas ideas (un ejemplo es que compartan algunos minutos de cine pornográfico). Otra ventaja es que te ayudará a ganar confianza con tu pareja, aprenderás más de ella, se unirán primero mentalmente y luego con el físico.

Incluso puedes hacer que la charla sea aún más interesante. Si son la clase de pareja que disfruta de los juegos sexuales, esta conversación podría ocurrir en algún lugar público. Sorpréndele con el tema en un restaurante donde hayas reservado un lugar más privado. Cuando las cosas se calienten, entonces será hora de ir a casa para finalizar lo que han comenzado.

Incluso puedes aprovechar la distancia. No hay nada más seductivo que el famoso «sexting» e incluso puedes agregar un par de fotografías. Sobre esto último es bueno tener siempre la precaución de no mostrar tu rostro y no permitir que tenga la fotografía en su celular por mucho tiempo

No tomes por hecho lo que tu pareja te diga, escúchale, sobre todo si tiene dificultades para expresarse. Si esto es así, intenta que el ambiente sea más íntimo, sé comprensivo antes que lujurioso y trata de llevarle a un estado de comodidad. Si no pueden hablar del sexo, ¿cómo podría ser posible la parte de la seducción?

  1. Incorpora materiales

Cuando hablamos de materiales nos referimos a objetos físicos: desde juguetes sexuales, hasta ropa interior, especialmente aquella que está diseñada para la ocasión. El último punto no tiene que ser necesariamente solo para las mujeres: no hay nada más sensual que un hombre vestido con un bóxer que se ajuste a la perfección a su cuerpo.

Las velas son otra idea y no siempre necesitas que sean solo para adornar. En su forma tradicional puedes llenar la sala de estar y esperar a que vuelva a casa para cenar el platillo especial: tú.

Cambiar los escenarios es una magnífica forma de seducir a tu pareja. El ver algo nuevo le emocionará. Si además aplicaste lo de la conversación, pueden incorporar una especie de competencia donde cada uno se esfuerce por sorprender al otro.

Volviendo a los materiales, algunas ideas para juguetes sexuales básicos son: esposas, máscaras para los ojos, aceites afrodisíacos e incluso algún vídeo o tal vez la cámara para grabar el encuentro. Para el hombre, lo más estimulante es la parte visual, por lo que tal vez agregar un espejo le resultará bastante sugestivo.

  1. Intenta verte bien

No hay que engañarnos, el físico tiene una gran influencia al momento de tener sexo. Esto no quiere decir que necesitas ser un modelo de revista, significa que puedes hacerte un bien al comenzar a comer más sano y realizar ejercicio.

Está comprobado científicamente que cuando realizamos alguna actividad física se liberan los mismos compuestos que cuando tenemos sexo, es algo así como matar dos pájaros de un tiro.

También puedes tomarlo como ideas para cambiar un poco tu peinado ese día, un poco más de maquillaje para las señoritas, su perfume favorito, crema que suavice la piel o incluso ropa formal (por decirle de alguna forma para diferenciarlo de la lencería o bóxers) que acentúe los atributos.

El principal consejo para seducir a tu pareja es la sinceridad. El factor sorpresa puede venir después, pero antes de poder hacer algo lo mejor es saber qué es lo que va a disfrutar más. El resto es historia.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.