como-superar-una-crisis-de-pareja
Relaciones

4 Pasos Para Superar Una Crisis De Pareja

Superar una crisis de pareja no es trabajo fácil. Las crisis no surgen de pronto, es una montaña de inconformidades que se ha ido amontonando hasta derrumbarse. Puede que no te lo parezca, puede que ahora estés confundido, que no entiendas qué ha sucedido o cuándo realmente pudo haber comenzado a crecer ese montón de discrepancias, malentendidos, desconfianzas y heridas verbales que han terminado por sensibilizarlos a ambos.

Cuando se da la crisis de pareja, puede suceder de improvisto, sin discusiones o con ellas, con un «necesitamos tiempo» o «me voy de la casa». No debes preocuparte de este aspecto en particular, no importa realmente el ahora porque de allí no ha surgido el problema, esto viene desde mucho más atrás.

Ahora te guiaremos por una serie de acciones que puedes intentar para mejorar la crisis; no te aseguramos que puedas resolverlo, pero, al menos valdría la pena seguir estos pasos.

4 maneras para saber cómo superar una crisis de pareja

cómo superar una crisis de pareja

  1. Mantén la calma

Nada obtendrás con desesperarte. Sin importar qué papel cumplas en esta crisis (es decir, ¿eres quien inició la discusión o solo eres quien no entiende nada?), solo podrás arreglarlo si actúas con inteligencia, lógica y calma.

Lanzarte a preguntarle de inmediato qué sucedió, por qué sucedió, cómo y cuándo, solo logrará que el otro se irrite –y con razón; más adelante verás por qué– y te deje sin respuestas.

La verdad la encontrarás por ti mismo. Si, como se mencionó antes, eres quien ha reconocido los problemas, seguramente no necesitas este proceso de meditación, pero incluso es bueno que repases tus motivos y las consecuencias que vendrán con tus acciones.

El pasado guarda toda la información que es necesaria. Las crisis de pareja no suceden solo por una discusión fuerte, porque entonces estaríamos hablando solo de un problema, una diferencia que no se ha resuelto. Esto es más bien la consecuencia de una, dos, seis, veinte discusiones que han terminado mal o que no lo hicieron en lo absoluto.

Piensa bien sobre ello, fíjate en los momentos donde seguramente heriste a tu pareja y también aquellos donde terminaste de la misma manera. Qué hechos se repitieron hasta deteriorar su relación lo suficiente como para que ahora se encuentren a un paso de terminarlo todo.

  1. Comunícate

Cuando ya hayas identificado lo dicho anteriormente, es momento de que prepares las respuestas: primero para ti, luego para esa persona. Esta parte es obvia y muy importante, de allí que tu pareja se pueda enojar si no lo conozcas.

Lo más probable es que hasta este momento no existiera una verdadera comunicación. Sí, puede que se dijeran todo cuando estaban molestos, ¿pero y lo demás?, ¿y las cosas buenas?, ¿se decían cuánto se gustaban todos los días?, ¿por favor y gracias?, ¿acaso disculpas?

Las diferencias entre dos parejas no son el problema, lo que está mal es no hablar de ellas y que en el calor de una pelea se resientan y no liberen ese nudo de forma civilizada, comprensiva, cariñosa incluso. La comunicación es una clave para resolver esos problemas: callárselo todo solo hará que aumente el resentimiento.

Los seres humanos somos tan complicados que podríamos enojarnos por no ver al otro hablar y demostrar que le importa, como también por ver que lo hace y no concuerda con lo que uno piensa. Antes de sentarse a hablar, necesitan imponer una regla importantísima: estar de acuerdo en que no estarán de acuerdo en todo y que buscarán juntos una solución.

Si te importa la relación, entonces no te rindas aún, date la oportunidad de hablar con esa otra persona. Si por el contrario es él o ella quien se ha rendido y está reacio –o reacia– a discutir en calma, entonces ten en cuenta lo siguiente.

  1. Supéralo tú primero

A veces las crisis de parejas no pueden arreglarse y quizá «a veces» es una forma de decir que muy frecuentemente sucede. La superación de una crisis se convierte en el superar una relación que se ha terminado.

Estos finales son un poco más dramáticos y dolorosos, por ello es natural que al principio duela o sea difícil de soportar los malestares que le seguirán, pero debes ser fuerte, seguir adelante. Las cosas suceden por una razón y obligarnos a permanecer en una relación que ya está demasiado devastada solo traerá malas energías a tu vida. Eventualmente todo terminará y será aún peor de lo que puede estar siendo en este momento.

Incluso si aún hay posibilidades, tu mentalidad al momento de recomenzar a intentarlo debe ser esa. No es ignorar lo que sentiste: es superarlo, curarte a ti mismo de lo que has vivido (rabias, tristezas, resentimientos) y que tu pareja haga lo mismo, para luego trabajar juntos en resolver el ritmo de la relación.

  1. Busquen ayudarse mutuamente

Esto puede significar ayuda profesional, pero incluso a través de lecturas por internet o libros dedicados a las relaciones en pareja y sus problemas podría funcionar.

Cuántas veces hemos escuchado ese ejemplo del papel: toma una hoja de deshecho, arrúgala y voilà, tienes a un corazón que has lastimado: es imposible quitarle las arrugas que están hechas. Una situación semejante podría ocurrir durante la meditación y la comunicación: descubren que es difícil olvidar por no decir imposible; pero, no quieren rendirse, desean permanecer unidos.

Bueno, ese es el primer paso para realmente resolverlo todo: querer luchar para ello. Con esfuerzo se pueden lograr grandes cosas y si aún existe la certeza de que se quieren mutuamente, entonces no hay motivo para dar la relación por perdida.

De hecho, al buscar ayuda profesional o al apoyarse en alguna amistad que intente guiarlos a ambos (o tal vez unas cuantas que incluyen a toda la familia), lo que realmente va a socorrerles no son ellos, sino cuánto corazón ponga en cada momento juntos, cada actividad, cada palabra que se digan.

Trabajar unidos es lo único que puede llevar a superar una crisis de pareja, eso y comenzar a cambiar los errores que les llevaron a este punto: si hablas ahora, hazlo así de ahora en adelante.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.