Dormir en Pareja
Relaciones

Diferentes Posturas Para Dormir En Pareja

La noche va cayendo, todavía escuchas los ruidos que hacen dentro de la boca tus hijos, mientras se llevan la comida a la boca, y observas a tu esposo, que habita detrás de un periódico. Después de un tiempo pronunciado, te despides de los chiquillos y subes al segundo piso con tu pareja a dormir, probablemente hayas tenido un desacuerdo con él, o un problema algo más grave, o puede que no, que las cosas están de maravilla. Y lo creas o no, déjame decirte que el hecho de cómo estés con tu pareja, afectará la manera y las posturas para dormir en pareja.

Varios conocedores del tema se han postulado al respecto, por ejemplo el psicólogo João Oliveira, y el experto en lenguaje corporal Paulo Sergio de Camargo han dicho los siguiente acerca de las posiciones:

Algunas posturas para conciliar el sueño en pareja

 

posturas-para-dormir-en-pareja

 

De espaldas pero uno tocando al otro

No están juntos, es decir, cada uno está por su lado, sin embargo, hay alguna mínima muestra de cariño, si tu pareja, decide flexionar tu brazo y ponerlo encima de tuyo, o tan solo casi arañando parte de la espalda, si es ella la que decide darte la espalda, es porque de alguna forma algo has hecho mal, y también ella se siente confiada respecto a su trabajo.

Sin embargo, no debes preocuparte, ya que al menos te deja ponerte la mano en la espalda, lo que es señal de que aún confía en ti.

Cada uno en su espacio pero tocando de alguna forma al otro

No te espantes, es una buena postura, aunque estén separados, quiere decir que hay un límite invisible que ha establecido cada quién, mostrando también el leve tacto de la mano, quiere decir, que respeta la frontera, pero que también quiere sentir cariño. Generalmente, se da, en parejas confiadas y seguras en su relación

Uno de los dos todo el espacio, el otro reducido

Según Oliveira, está no es en lo absoluto una posición agradable y saludable para dormir, ya que cualquiera de los dos que lo haga, está cometiendo un error, porque, el hecho de querer acaparar toda la cama, solo significa que se siente mucho más importante en la relación que el otro, y por eso, también trata de reafirmar su posición dominante dentro de la alcoba, mientras su contraparte, se ubica en un costado de la cama, incómoda.

Sin embargo, todavía creyendo en el éxito de la relación, porque si no, de otra forma, se hubiese ido al sillón.

Abrazados para darse calor

Es, sin duda, una de las mejores posiciones para dormir en pareja, ya que, conlleva a una postura saludable, sexy, y sobretodo, agradable para dormir, tratando de fundirse uno con el otro, incluso, hasta tratando de compartir pesadillas. Dormir abrazados se puede dar de forma común después de haber tenido relaciones sexuales, ya que ambos no se quieren separar, y que mejor forma de empezar al día que atados el uno al otro.

Entrelazados con mucho amor

Comparte podio junto con abrazados, pero, está posición suele ser un poco mejor, ya que la la unión es total, tanto brazos como piernas están unidos en el cuerpo de tu pareja, indicando que la relación pasa por su momento, generalmente, es en la primera etapa, dónde suele estar el enamoramiento en pleno apogeo, y se juran amor eterno para toda la vida, y no hay mejor forma de demostrarlo que uniéndose de forma total, jurando ser uno, y esperando estar así por muchos años.

También como su antecesor postura: Abrazados, proviene también de una decisión que estuvo fomentada por el gran placer que produjo haber tenido buen sexo, y dear a los dos plenamente convencidos de permanecer juntos después del acto en cuestión.

De cucharita

Es una de las más comunes, indica que la persona que abraza, guía la relación, y que se siente bien, compartiendo con la pareja de esta manera, es decir, rozando con el pecho la espalda, y poniendo la cabeza muy cerca del otro. Sin embargo, Camargo, advierte, que dicha posición también denotaría un profundo miedo de perder a la otra persona, así qué queda a la medida de ustedes qué tipo y significado que le han dado a dormir en cucharita.

De frente hacia el otro pero sin tocarse

Esta postura para dormir indica que estás pendiente de tu pareja, ya que quieres observar su rostro, y su cuerpo, pero sin embargo también tienes tu propio límite, y así mismo, también sabes respetar los otros. También, puede concluirse que es una relación segura, y que cada uno tiende a sentir menos celos, ya que no hay ningún indicio de querer apropiarse del cuerpo, o sentir inseguridad, buscando hacer contacto con el cuerpo.

Es decir, hay más confianza, y la unión pasa a ser más tranquila, indicando también que llevan tiempo saliendo, y que, se sienten más seguros en cuánto a su pareja.

De espaldas y separados

Aquí si debes alterarte, ya que a simple vista parece que hay algo que anda mal, no quieren verse, ni tocarse, tal vez concluyendo que hubo un roce de palabras o algo de índole mayor que los llevo a asumir que dormirían cada uno al borde de la cama, prefiriendo tocar la fría madera que abrazando al cálido, pero enojado ser humano que se encuentra en el otro extremo. Aunque, según dice Oliveira, tampoco es para preocuparse tanto, ya que sí, el cuerpo está suelto, es decir, no está del todo tenso, indica que simplemente hay respeto por el espacio de otro.

De espaldas pero tocándose

Existe cierto cariño, y necesidad de tocarse, sin embargo, como pueden notar, el hecho de que lo hagan solamente con la espalda, habla también, de que aún se necesitan, y que de alguna forma, se apoya cada uno en el otro, deja observar que es una relación estable y saludable, así mismo, refleja una gran confianza en el otro. Este tipo de posiciones también indica la presencia de unos cuántos años en la relación, y que también, después de transcurrido el tiempo, sea el alama que siempre habías estado buscando.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.